lunes, 9 de enero de 2017

Cruce a la Antártida Argentina: Helicópteros para la campaña de verano.


(Fuerza Aérea Argentina / Prensa). La Fuerza Aérea Argentina (FAA), continuando con la Campaña Antártica de Verano 2016-2017, llevó a cabo la operación de cruce desde el territorio continental argentino hasta la Base Antártica de Marambio, de los sistemas de helicópteros que operarán en todo el sector antártico argentino.

En una operación que se realizó por etapas, y contó con la colaboración de diversas unidades de las fuerzas armadas, las aeronaves partieron desde su unidad base, la VII Brigada Aérea de la localidad de Moreno, Provincia de Buenos Aires. De los sistemas que integraban el contingente, el helicóptero MI-171E se desplazó por sus propios medios hasta la Base Aeronaval de Ushuaia, mientras que el Bell 212 fue transportado en la bodega de un Hércules C-130 perteneciente a la I Brigada Aérea de El Palomar, hacia la Base Aérea Militar Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz.

Al llegar a ésta fase, y en una avanzada de la operación principal que permitiera una pronta entrada operativa de apoyo al cruce del MI-171E, como así también,  iniciar el despliegue de los campamentos cercanos a la Base Marambio, el avión Hércules C-130, trasladó al helicóptero Bell 212 hacia el aeródromo de dicha base.

Base de Marambio de la FAA en la Antártida Argentina

Una vez en la Antártida, el helicóptero fue descendido y trasladado hacia el hangar de la base, donde los mecánicos de la aeronave, complementaron los requerimientos técnicos que dejaron al Bell 212 en condiciones de realizar las operaciones que le fueran encomendadas.

A su vez, y en otra fase de las operaciones encaradas, se ultimaron los aprestos de todos los actores intervinientes en la provisión de seguridad operacional del cruce en vuelo del helicóptero MI-171E hacia el continente antártico, que implicó, además de la participación de la Fuerza Aérea Argentina, a la Armada Argentina, Fuerza Aérea y Armada de Chile.

Cuando los partes meteorológicos presentaban una ventana de ingreso a la zona que aseguraba condiciones favorables para las más de seis horas de vuelo requeridas, se produjo el despegue del MI-171E desde Ushuaia y del Hércules C-130 desde la Base Aérea Militar Río Gallegos, para brindar al helicóptero, asistencia en la navegación y retransmisión en vuelo durante el cruce hacia el continente antártico.

La tripulación, compuesta por piloto, copiloto y un ingeniero de vuelo, pusieron rumbo al Aeródromo Vicecomodoro Marambio, atravesando el Pasaje de Drake y teniendo como alternativa la Base Aérea Antártica Eduardo Frei Montalva, perteneciente a la República de Chile.

Helicóptero Mil Mi-171E de la FAA proximo a salir de Ushuaia

Durante el primer tramo de navegación, el MI-171E recibió el acompañamiento de un helicóptero de la Armada Argentina, hasta que, más allá de las 300 millas náuticas, un Hércules C-130 perteneciente a la I Brigada Aérea de El Palomar, se encargó de realizar la escolta hasta destino y otro permaneció en alerta en la Base Aérea Militar Río Gallegos.

Dentro de los medios intervinientes, se encontraban buques de la Armada Argentina, un Bell 412 de la Fuerza Aérea de Chile que operó desde la Base Frei, como así también, un DHC-6 Twin Otter y un Bell 212 que prestaron apoyo adicional a las tareas de búsqueda y salvamento desde la Base Marambio.

Al llegar a destino, la tripulación del MI-171E fue recibida por la Dotación XLVIII de la base, y luego de los saludos de rigor, se aprestaron a interiorizarse acerca de las tareas que emprenderán durante la presente campaña.

Los MI-171E son modernos helicópteros de transporte multipropósito, con capacidad para transportar hasta 26 pasajeros en asientos de butaca, poseen flotadores para el caso de amerizaje en emergencia, grúa de carga para el izado o descarga en cubierta de embarcaciones y tanques suplementarios para operaciones de largo alcance.

Bell 212 de la FAA en la Base de Marambio

Las citadas máquinas, presentan un esquema de pintura de alta visibilidad y tienen la posibilidad de transportar cargas de hasta 4000 Kg. en su interior o de hasta 5000 Kg. mediante un güinche exterior. Son aptos para realizar tareas de búsqueda y rescate (SAR); lucha contra incendios; patrullaje terrestre y marítimo; transportar hasta 12 heridos en camillas, facilitar la atención médica de emergencia en condiciones de campo, como así también permitir la elevación, carga y descarga de todo tipo de pertrechos, dado lo cual, asumen un protagonismo central en los enlaces interbases y en los despliegues de los campamentos científicos durante el verano, multiplicando por su capacidad, el trabajo efectuado por las restantes aeronaves presentes en el continente antártico.

La Fuerza Aérea Argentina brinda apoyo al Plan Anual de la Dirección Nacional del Antártico, como sostén logístico y aéreo de las tareas científicas de relevamiento glaciológico, estudios poblacionales de fauna y recopilación de datos meteorológicos. Asimismo, asegura la asistencia necesaria en situaciones de emergencia y de búsqueda y rescate.

Helicóptero Mil Mi-171E de la FAA arribando a la Base de Marambio

La Fuerza Aérea Argentina, operó con los siguientes equipos:
  • 1 helicóptero MI-171E 
  • 2 aviones Hércules C-130
  • 1 avión DHC-6 Twin Otter
  • 1 helicóptero Bell 212

La Armada Argentina, operó con los siguientes equipos:
  • 1 avión Lockheed P-3 Orion
  • 1 avión Beechcraft B-200
  • 1 helicóptero
  • 1 una unidad de superficie para búsqueda y salvamento

La Fuerza Aérea de Chile, operó con los siguientes equipos:
  • 1 helicóptero Bell 412

La Armada de Chile, operó con los siguientes equipos:
  • 1 una unidad de superficie para búsqueda y salvamento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada